Síntomas de un amplificador de vacío defectuoso o defectuoso

Los vehículos diésel suelen estar equipados con una bomba de vacío reforzadora de freno que agrega potencia adicional al sistema de frenado, lo que permite que los vehículos más pesados ​​se detengan de forma segura y completa. En general, los motores diesel crean mucho menos vacío en el colector que un motor de gasolina. Debido a este hecho, varios fabricantes de motores diésel instalan el servofreno secundario para soportar el servofreno, que permite el frenado asistido.

El refuerzo de vacío es una gran característica para mejorar la capacidad de conducción y el frenado seguro; especialmente para grandes carretillas elevadoras diésel. Cuando este componente mecánico falla, generalmente genera varias señales de advertencia que advierten al conductor de posibles problemas. Al igual que con muchos otros dispositivos de seguridad, no se debe ignorar un problema con un amplificador de vacío defectuoso o roto. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas de un reforzador de vacío defectuoso o defectuoso, comuníquese con un motor diesel certificado por ASE para que puedan probar, diagnosticar y corregir el problema lo antes posible.

Estas son algunas de las señales de advertencia que podrían indicar un problema con el amplificador de vacío.

1. El vehículo tiene un pedal de freno rígido

El amplificador de vacío está diseñado para proporcionar potencia al sistema de frenado para que los frenos puedan consumir más potencia mediante la aplicación progresiva. El resultado de un servofreno de vacío que funcione correctamente es que el pedal del freno suele ser suave cuando se aplica. Sin embargo, si el servomotor está defectuoso o defectuoso, el pedal del freno está muy rígido y requiere que el conductor aplique presión en los frenos de manera segura para detener el vehículo sin bloquear los neumáticos.

Un reforzador de vacío dañado puede crear condiciones de conducción potencialmente inseguras, especialmente en un vehículo diésel pesado. Si posee o conduce un vehículo diésel y descubre que el pedal del freno parece rígido o que el vehículo tarda más en desacelerar o detenerse, comuníquese con un motor diésel lo antes posible, ya que esto podría ser un problema del servofreno. Si es así, al mecánico le resultará mucho más fácil realizar el reemplazo del amplificador de vacío después de una prueba de manejo y un diagnóstico adecuado.

2. Fuerza intermitente en los frenos

El amplificador de vacío está diseñado para agregar potencia adicional al sistema de frenado, pero gradualmente, y crea una presión constante en los frenos de cada rueda. Por lo general, cuando el servomotor no funciona correctamente, la consistencia del pedal del freno desaparece, energizando los frenos de forma intermitente. La mayoría de las bombas de vacío reforzadoras de freno funcionan eléctricamente. Debido a esto, los problemas con el cableado o los componentes internos pueden causar esta condición intermitente. Si encuentra que el rendimiento de frenado de su diésel es errático, comuníquese con un mecánico de diésel para que puedan probar la unidad y diagnosticar correctamente el problema. La mayoría de las veces, se trata de un cable suelto o un problema de cortocircuito eléctrico que causa este problema, pero es mejor prevenir que curar.

3. El pedal del freno golpea el suelo cuando se aplica

Esta situación puede resultar extremadamente peligrosa. Uno de los síntomas menos comunes de la falla del amplificador de vacío es cuando el pedal del freno golpea el piso cuando se aplica. Este suele ser un problema asociado con una línea de freno rota o una fuga de líquido de frenos. Sin embargo, a veces puede ser el resultado de un agrietamiento del amplificador de vacío y una fuga de líquido de frenos de una de las conexiones. Al igual que con cualquiera de los síntomas anteriores, un pedal de freno que cae al suelo sin presión debe ser inspeccionado inmediatamente por un mecánico diésel certificado.

La bomba de vacío del servofreno es una parte importante del sistema del servofreno porque el servofreno no puede funcionar sin el vacío que suministra. Si sospecha que su bomba de vacío de refuerzo de freno está fallando, haga que un técnico diésel profesional diagnostique el sistema de frenado del vehículo. Estos expertos comprenden los motores diésel y los componentes de apoyo que los ayudan a funcionar. Puede determinar si el vehículo necesita un reemplazo de la bomba de vacío del servofreno o realizar reparaciones adicionales si es necesario.

.

Deja un comentario