Síntomas de un interruptor de presión de aceite de transmisión defectuoso

En la mayoría de los automóviles, camiones y SUV modernos, la transmisión y los componentes internos son monitoreados por una serie de sensores e interruptores que transmiten información al ECM cada milisegundo. Uno de estos componentes es el interruptor de presión de aceite de la transmisión, que está diseñado para monitorear el nivel de presión acumulado en la caja de la transmisión a medida que el fluido fluye a través de una serie de cámaras y canales para permitir que la transmisión cambie sin problemas. Como cualquier otro sensor, puede dañarse o desgastarse con el tiempo.

¿Qué es el interruptor de presión de aceite de la transmisión?

El interruptor de presión de aceite de la transmisión está conectado a la caja de la transmisión y está diseñado para monitorear la presión de aceite dentro de la transmisión y transmitirla a la computadora de a bordo que se encuentra en la mayoría de los vehículos. Los vehículos más antiguos sin un ECM también usan un interruptor de presión de aceite de la transmisión, pero en lugar de enviar datos a una computadora, la información se muestra en un medidor en el tablero o se envía a una consola de monitoreo que enciende una luz en el tablero si hay una problema.

La mayoría de los vehículos de hoy tienen múltiples sensores que verifican aspectos de la transmisión, desde la presión del aceite hasta el calor, las RPM e incluso algunos que controlan el control de crucero de su vehículo. El interruptor de presión de aceite de la transmisión es único en el sentido de que su único propósito es recopilar datos sobre la presión que se encuentra en la caja de la transmisión, lo que afectará la sincronización y el funcionamiento del vehículo si es necesario para una marcha más alta o más baja.

Debido al hecho de que está ubicado debajo del vehículo, el interruptor de presión de aceite de la transmisión está sujeto a condiciones extremas y funciona en un entorno hostil. Puede desgastarse, romperse o fallar, lo que puede hacer que deje de funcionar o que funcione mal, transmitiendo datos incorrectos al ECM del vehículo, lo que puede causar un mal funcionamiento de la transmisión y posiblemente dañar los componentes.

Si este componente se desgasta o se rompe, activa una serie de señales de advertencia para alertar al conductor de que hay un problema con esta pieza y que debe ser reemplazada lo antes posible. A continuación, se muestran algunos de los indicadores de que el interruptor de presión de aceite de la transmisión está dañado y debe ser reemplazado por un mecánico certificado por ASE local.

1. El vehículo entra en modo «flácido»

La función principal del sensor de presión de aceite de la transmisión es transmitir información al ECM, que gobierna el control de la transmisión. Sin embargo, si el interruptor está dañado o no envía información correctamente al ECM, la transmisión puede ponerse en modo «flácido». En este caso, la transmisión está bloqueada en la marcha «floja», como una tercera o cuarta relación de marcha más alta, lo que permite que el vehículo funcione a una velocidad más baja cuando el conductor lleva el vehículo a un mecánico o de regreso a casa. Esto se bloqueará hasta que un mecánico profesional descargue los códigos de falla del ECM y se resuelva el problema que causa el modo «flácido».

Si está conduciendo por la calle y su transmisión está atascada en una marcha más alta, conduzca a su casa y comuníquese con un mecánico profesional para investigar el problema. Lo más probable es que la transmisión en este equipo estándar se deba a un mal funcionamiento de algunas especies que deberán repararse antes de volver a conducir.

2. El vehículo tiene dificultades para cambiar de marcha

Uno de los síntomas más comunes de un interruptor de presión de aceite dañado es un cable suelto conectado al interruptor, que transmite información al ECM. Si el cable no está asegurado, el sensor puede registrar una presión más baja que dentro de la caja de cambios. La computadora detecta esta información incorrecta, lo que puede ocasionar dificultades de cambio (especialmente cambios descendentes).

3. La velocidad del motor es más alta de lo que debería ser

Al igual que la situación anterior en la que la transmisión tiene problemas para cambiar debido a un interruptor de presión de aceite defectuoso, el mismo problema puede hacer que la transmisión no cambie cuando debería. En esta situación, la velocidad del motor es mucho más alta de lo que debería cuando hace que la transmisión cambie a una marcha más alta.

El interruptor de presión de aceite de la transmisión es fundamental para el funcionamiento suave y eficiente del vehículo. Si experimenta alguno de los signos o síntomas de advertencia anteriores, comuníquese con un mecánico profesional certificado por ASE en su área para que reemplace el interruptor de presión de aceite de la transmisión lo antes posible si esto realmente está causando sus problemas.

.

Deja un comentario