Síntomas de un sensor de vacío termostático defectuoso o defectuoso

Los motores modernos de hoy utilizan un complejo sistema de sensores, computadoras y componentes para reducir las emisiones de los vehículos en todos los ámbitos. Sin embargo, con la introducción del sistema EGR en 1966, los sistemas de emisiones de los vehículos fueron controlados mecánicamente por un sistema de componentes controlados y operados por vacío. Una de estas partes se llama sensor de vacío termostático, que es un componente importante que reduce las emisiones de gases potencialmente dañinos, pero también ayuda a controlar la temperatura de funcionamiento del motor de combustión interna que se encuentra en la mayoría de los vehículos de carretera.

El sensor de vacío termostático generalmente se encuentra en la parte delantera del colector de admisión y conecta el sistema de conductos de refrigerante para monitorear la temperatura del refrigerante del motor. Esencialmente, sirve como un dispositivo de seguridad para evitar que el motor se sobrecaliente cuando las emisiones de escape de los vehículos no quemados se recirculan a través del colector de admisión a través del tubo de escape EGR. El sensor de vacío termostático funciona como un controlador de tráfico cuando se trata de dirigir el vacío a procesos específicos en el motor de su automóvil, trabajando estrechamente con la temperatura del refrigerante del motor.

En algunos casos, el sensor de vacío termostático funciona para retrasar el funcionamiento de un componente específico, como una válvula EGR, hasta que se alcanza una cierta temperatura para evitar un ralentí o arranque brusco. En otros casos, solo se pueden usar para hacer funcionar un componente específico hasta que se alcance una temperatura específica, como una válvula elevadora de calefacción. Este componente se encuentra en vehículos que fueron fabricados antes de la introducción de sistemas de emisiones computarizados. Puede encontrar mejor el área de aplicación exacta en las instrucciones de servicio o funcionamiento de su vehículo; Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta parte se utilizó antes de 2010.

En muchos vehículos, el sensor de vacío del termostato está diseñado para la vida útil del vehículo. Ya sea en áreas de alta exposición al calor, la posibilidad de daño por corrosión o exposición a suciedad, es posible que esta pieza se desgaste o falle por completo. Cuando esto sucede, se mostrarán algunas señales o síntomas de advertencia generales para alertar al conductor de que hay un problema con el sensor termostático de vacío. A continuación se presentan algunas de estas señales de advertencia comunes que deberían inspirarlo a buscar ayuda de un mecánico certificado por ASE local que pueda diagnosticar correctamente el sensor de vacío termostático y reemplazarlo si está defectuoso.

1. Compruebe que la luz del motor se enciende

Para vehículos con módulos de control electrónico, el sensor de vacío del termostato está conectado a un cable eléctrico que envía su señal e información al ECM. Esto no significa necesariamente que el ECM esté controlando el sistema EGR. En muchos vehículos, es solo un dispositivo de monitoreo que activará un código de error en el ECM si el dispositivo está dañado o defectuoso de alguna manera. En este caso, la luz Check Engine se iluminará en el tablero o en el grupo de instrumentos.

Cada vez que se enciende la luz Check Engine Light, debe tomarse en serio, ya que puede ser un problema grave en el motor que podría resultar en un daño completo del motor si no se diagnostica y repara correctamente. Si el sensor de vacío de temperatura está defectuoso, puede hacer que el motor se sobrecaliente, inflar la junta de la culata de cilindros y causar daños internos al motor. Siempre consulte a un mecánico profesional si Check Engine Light parece estar en el lado seguro.

2. Rendimiento deficiente del motor

En muchos casos, el rendimiento deficiente del motor es el factor determinante para que el sensor de vacío termostático no funcione correctamente. Esto se debe al hecho de que los diversos componentes del motor no se elevan a la temperatura de funcionamiento correcta o, por el contrario, funcionan más allá de una determinada temperatura. Esto es especialmente crítico en un día caluroso con tráfico.

Como se mencionó anteriormente, el propósito de esto en vehículos anteriores era adelantar el tiempo de inactividad para enfriar el motor cuando sea necesario. En los vehículos actuales, si este componente no funciona correctamente, sin duda verá que la luz Check Engine Light no funciona en conjunto como resultado de un desequilibrio en los sistemas de su vehículo. Esto puede resultar en la activación de una amplia variedad de códigos de error.

Para diagnosticar con precisión este problema, un mecánico certificado debe usar un escáner digital para descargar estos códigos de falla OBD-II y descifrar qué componente está activando el código de falla y causando un rendimiento lento del motor.

3. Motor sobrecalentado

Si el motor se calienta con frecuencia, puede deberse a un sensor termostático de vacío defectuoso. Hay varias razones posibles por las que un motor se calienta, desde niveles bajos de refrigerante del radiador hasta fugas en el sistema de enfriamiento o bombas de agua rotas. Independientemente de la causa exacta, cualquier situación de sobrecalentamiento debe ser monitoreada de cerca por el conductor y revisada por un mecánico profesional si los problemas persisten.

Reemplazar el sensor de vacío termostático es un trabajo que es mejor dejar a un mecánico profesional. Si experimenta alguno de los síntomas o señales de advertencia anteriores, comuníquese con uno de nuestros expertos de Vermin-Club que puede ir a su hogar u oficina para determinar qué está causando el bajo rendimiento de su vehículo.

.

Deja un comentario