Síntomas de un servofreno de vacío defectuoso

Muchos vehículos usan un servofreno por vacío para agregar potencia adicional al sistema de frenado. Está diseñado para permitir un flujo suave de líquido de frenos hidráulicos al cilindro maestro mientras aumenta la presión de los frenos y facilita la detención de vehículos pesados. Este componente es común en una variedad de automóviles, camionetas y SUV de consumo. De vez en cuando, el servofreno por vacío es propenso a sufrir daños o al desgaste típico. Esto incluye la válvula de retención del servofreno.

La válvula de retención se utiliza para extraer el aire atrapado en el servofreno sin que entre aire adicional en el cilindro. Esto protege las líneas de freno del desarrollo de una burbuja de aire que puede afectar seriamente el rendimiento de los frenos. Esta parte conecta el cuerpo del servofreno a la manguera de vacío y es una solución de seguridad que permite que los frenos funcionen, incluso cuando el motor está apagado.

Como regla general, la válvula de retención del servofreno por vacío no se verifica durante el mantenimiento de rutina. Sin embargo, es posible que esta pieza muestre signos de desgaste o que la válvula de freno auxiliar haya fallado por completo. Estas son algunas de esas señales de advertencia para ayudarlo a determinar si existe un problema potencial con su válvula de retención. Recuerde, estas son señales de advertencia comunes que deben ser diagnosticadas profesionalmente y reparadas adecuadamente por un mecánico certificado.

1. El pedal del freno es difícil de operar

Si la válvula de retención del servofreno de vacío funciona correctamente, aplicar presión al pedal del freno es fácil y muy suave. Si la válvula de retención no funciona correctamente, será mucho más difícil aplicar los frenos. En particular, el pedal pasa de ser suave y suave a ser agresivo y muy difícil de presionar. Esto se debe a la sobrepresión dentro del cilindro maestro, que se supone que regula la válvula de retención. La inconsistencia del pedal de freno es una señal de advertencia de un posible problema de seguridad con los frenos y debe ser inspeccionada inmediatamente por un mecánico certificado.

2. Los frenos se sienten esponjosos

A medida que aumenta el problema con la válvula de retención del servofreno de vacío, las burbujas de aire se mueven progresivamente hacia abajo por las líneas de freno y hacia los frenos. En este caso, el aire que será eliminado por la válvula de retención ingresa al cilindro maestro y luego a las líneas de freno. Esto conduce a una reducción de la presión en las líneas de freno y puede hacer que los frenos se apliquen con suavidad. Mientras conduce, se siente como si el pedal del freno estuviera esponjoso, pero los frenos también tardarán más en detener el vehículo.

Esta situación requiere una inspección inmediata del sistema de frenos. Normalmente, cuando el aire entra en las líneas de freno, queda atrapado ya que los frenos se controlan hidráulicamente. Para eliminar el aire de las líneas de freno, el sistema de frenos debe estar ventilado. Si tiene tal problema en su vehículo, deje de conducirlo lo antes posible y haga que un profesional examine todo el sistema de frenos.

3. Los frenos dejan de funcionar

El peor caso posible ocurre cuando la válvula de retención del servofreno de vacío se rompe por completo y finalmente conduce a una falla del sistema de frenado. Es de esperar que nunca llegue a este punto, pero si lo hace, detenga el automóvil de manera segura, deje que el vehículo se dirija a casa y comuníquese con un mecánico certificado para inspeccionar y reemplazar el sistema de frenos. Dependiendo de lo que realmente se rompió, las reparaciones pueden variar desde simplemente reemplazar el servofreno de la válvula de retención hasta reparar y reemplazar el sistema de frenos.

La válvula de retención de refuerzo del freno de vacío es importante para su sistema de frenado y sirve como característica de seguridad. Con base en estos hechos, los problemas y síntomas anteriores no deben ignorarse ni dejarse de lado para otro día. Comuníquese con un mecánico certificado de ASE para revisar sus frenos, diagnosticarlos adecuadamente y hacer los ajustes de servicio apropiados.

.

Deja un comentario