Síntomas de un solenoide de puerta trasera defectuoso o defectuoso

La gente usa sus vehículos para múltiples propósitos; Ya sea en un automóvil o un camión para ir al trabajo o para recoger a los niños y llevarlos a actividades sociales, todos queremos tener el control total de todos los componentes de nuestros vehículos. Una de las partes de nuestros vehículos que a menudo pasamos por alto es el maletero o la caja de las camionetas, que está asegurado y nos permite acceder a él de forma remota a través de un solenoide de bloqueo de la puerta trasera. En la mayoría de los casos, este componente durará toda la vida útil de su vehículo. Si el solenoide del pestillo de la puerta trasera se desgasta o falla, puede tener un impacto grave en nuestras actividades diarias y debe ser reemplazado por un mecánico certificado.

¿Qué es un solenoide de puerta trasera y cómo funciona?

El solenoide de la puerta trasera es el sistema nervioso central de la mayoría de los sistemas de entrada sin llave en los vehículos modernos. Este imán se activa mediante uno de dos sistemas independientes pero alineados: puede presionar un interruptor, que a menudo se encuentra en el tablero del vehículo, el panel de instrumentos lateral o el lado del conductor de la puerta. Puede presionar el botón de su llavero o conducir con la imagen que parece una puerta trasera o un maletero.

La válvula solenoide de la puerta trasera convierte una corriente eléctrica en un campo magnético que activa un mecanismo de bloqueo accionado por resorte que asegura el maletero o la puerta trasera de un automóvil, camión o SUV. El solenoide es un pequeño componente que forma parte del conjunto de la cerradura en la mayoría de los vehículos modernos introducidos después de 1993. Anteriormente, el mecanismo de bloqueo del maletero se controlaba mediante un cable conectado a un pestillo del maletero cerca del panel del piso de los vehículos.

Cuando el electroimán del portón trasero funciona correctamente, el conductor de un vehículo puede acceder rápidamente a los elementos del maletero y asegurar elementos valiosos que deben protegerse de los elementos o ser robados por personas sin escrúpulos. Si el solenoide está roto, dañado o defectuoso, se mostrarán algunas señales de advertencia o síntomas para alertar al propietario del vehículo de que se justifica una reparación o reemplazo del solenoide del portón trasero.

A continuación se muestran algunos de los síntomas más comunes de un solenoide de bloqueo del portón trasero roto o dañado.

La puerta trasera no se desbloquea

La señal más obvia de que una válvula solenoide de bloqueo de la puerta trasera ha fallado es cuando presiona el mecanismo de liberación y no puede activar el bloqueo para abrir. Esto puede ser causado por varias causas más allá del daño al electroimán, que incluyen:

  • Una batería defectuosa en su transmisor de mano
  • Daños en el portón trasero o la tapa del maletero debido a un accidente
  • El solenoide no recibe energía debido a un relé o fusible defectuoso
  • Una obstrucción en el mecanismo de bloqueo que bloquea la cerradura

Independientemente de lo que pueda estar causando este problema, es importante comunicarse con un mecánico certificado para investigar el problema, determinar qué está causando el problema y recomendar acciones correctivas para resolver el problema.

El portón trasero se abre sin presionar los botones

Si bien este problema es extremadamente raro, hay ocasiones en las que el solenoide del freno de mano se activa sin que el conductor presione el botón en el control remoto o en el vehículo. Esto a menudo es causado por un interruptor de relé defectuoso o daños en el electroimán debido a un golpe interno. A veces, los artículos que colocamos en el maletero del vehículo pueden rodar y golpear la parte trasera de la válvula solenoide del portón trasero si está expuesta. Aunque el solenoide y el mecanismo de bloqueo suelen estar cubiertos por una capa protectora de aglomerado o plástico, es posible que se dañe el dispositivo.

En algunos casos, escuchará un ligero clic, que a menudo indica que el pestillo no está completamente enganchado y la puerta no se puede abrir. Esto a menudo se confunde con un problema de solenoide, pero definitivamente debe ser reparado por un mecánico certificado.

La reparación de una válvula solenoide de la compuerta trasera puede ser un proceso complicado para el mecánico más capacitado, por lo que muchos eligen reemplazarla en lugar de intentar reparar la unidad existente. Esta pieza es muy económica y la mayoría de los mecánicos pueden reemplazar fácilmente la válvula solenoide de la compuerta trasera a un costo muy bajo para el propietario del automóvil, especialmente cuando llegan al lugar para arreglarlo por usted.

.

Deja un comentario