Síntomas de una correa de la bomba de agua defectuosa o defectuosa

Ya sea que tenga un vehículo de gasolina o diésel, su principal fuente para mantener el motor frío es un sistema de enfriamiento en pleno funcionamiento. En este sistema se incluyen el radiador, la bomba de agua, las mangueras de refrigerante y un ventilador conectado al radiador que enfría el refrigerante enfriado después de que ha circulado a través del bloque del motor. Cuando todas estas piezas funcionen perfectamente, el motor funcionará sin problemas y mantendrá una temperatura constante. Sin embargo, la causa más común de problemas de sobrecalentamiento del motor es una correa de la bomba de agua rota.

La bomba de agua es responsable de hacer circular el refrigerante desde el radiador, alrededor del motor, y luego de regreso al radiador para enfriarse antes de que el proceso comience nuevamente. La bomba se opera a través de una correa serpentina hecha de caucho y cordón de nailon, que también opera sus otros accesorios, incluida la bomba de dirección asistida y el compresor de aire acondicionado. Durante un largo período de tiempo, con el uso normal y la exposición a altas temperaturas, esta correa de la bomba de agua se volverá quebradiza, se agrietará y eventualmente se romperá.

Reemplazar la correa de la bomba de agua es parte del mantenimiento normal. Si se rompe, podría causar que varios componentes de su vehículo dejen de funcionar y su vehículo quede completamente fuera de servicio. Para evitar este problema, sería útil mantener bajo control el mantenimiento y el servicio de rutina. Sin embargo, hay algunos síntomas comunes que indican una falla en la correa de la bomba de agua.

1. Rasgaduras o cordones de nailon deshilachados en el cinturón

En una inspección visual, es bastante fácil notar que existe un problema potencial con la correa de la bomba de agua. Un cinturón normal está limpio y no tiene rasgaduras ni surcos en el cinturón. Sin embargo, si mira debajo del capó de su vehículo y ve grietas visibles en la superficie del cinturón, o si ve lo que parecen hilos en los lados de los cinturones, este es un indicador seguro para un cinturón que está a punto de romperse. romper. Si ve esta señal de advertencia, comuníquese con un mecánico certificado por ASE local para reemplazar la correa de la bomba de agua. Este proceso requiere herramientas especiales y experiencia en el reemplazo de la correa, ya que debe pasar por varios componentes para que funcione correctamente.

Hay muchos tipos diferentes de bombas de agua o correas serpentinas que impulsan la bomba de agua y sistemas adicionales. Algunos de ellos tienen ranuras mientras que otros son lisos. Si usted u otro mecánico descubre que faltan ranuras en una correa, esto también es una buena indicación de que la correa está lista para romperse y necesita ser reemplazada.

2. Ruido chirriante de la parte delantera de su automóvil

Debido a que las correas se utilizan para impulsar bombas de agua, generadores de energía de CA y alternadores, tienden a estirarse con el tiempo. Cuando se estiran, no quedan tan bien como antes. Cuando esto ocurre, la correa crea un sonido armonioso a medida que circula alrededor de cada polea en cada dispositivo que alimenta. Esto es común con las correas del alternador, las correas de distribución del aire acondicionado y las correas de la bomba de agua, por nombrar algunas. Si alguno de estos cinturones falla, puede tener un impacto grave en el funcionamiento de su vehículo. Sin embargo, si la correa de la bomba de agua se rompe, puede provocar un sobrecalentamiento, componentes del motor rotos o una falla total del motor. Si nota un chirrido en la parte delantera de su vehículo mientras el motor está funcionando, comuníquese con Vermin Club y uno de nuestros mecánicos locales certificados por ASE estará en su casa u oficina para reemplazar la correa de la bomba de agua si es necesario.

3. El olor a goma quemada proviene del motor

Otro síntoma común de una correa de bomba de agua rota o muy gastada es la goma quemada que sale del motor. A medida que la correa se desgasta, se estira y genera más calor a medida que circula alrededor de varias poleas y componentes individuales del motor que alimenta. Este calor adicional puede volverse intenso y hacer que el cinturón se queme. Si nota el olor a goma quemada proveniente de la parte delantera de su vehículo, conduzca su automóvil a casa de manera segura y comuníquese con un mecánico lo antes posible para investigar el problema y reemplace la correa de la bomba de agua si es necesario.

La bomba de agua de cada vehículo es una pieza mecánica crítica que puede durar mucho tiempo sin requerir reemplazo, siempre que la correa de la bomba de agua se reemplace según lo recomendado por el fabricante. Si detecta alguna de las señales de advertencia anteriores, comuníquese con Vermin Club para que podamos programar una cita con un mecánico certificado por ASE local para diagnosticar el problema y brindar una solución rentable.

.

Deja un comentario